Derecho a la libertad de expresión e información

El derecho a expresar las ideas no tiene por qué ser causa de persecución política, ni de escarnio social. La declaración universal de los derechos humanos contempla que nadie puede ser molestado por sus opiniones y que puede difundirlas por cualquier medio, sea impreso o en línea.

Sin embargo, muchos países de América Latina lamentablemente se empeñan en no respetar ese derecho vital. Cientos de casos que se conocen hoy – y otros que no se han divulgado – dan cuenta de que muchos ciudadanos, periodistas y políticos, son amenazados y perseguidos por expresar sus opiniones hacia determinado tema que pueda molestar a los gobiernos de turno o a una gran corporación.2009_protest_at_un_against_chinas_re-election_in_the_human_rights_council_%e8%81%af%e5%90%88%e5%9c%8b%e5%a4%96%e6%8a%97%e8%ad%b0%e4%b8%ad%e5%9c%8b%e5%9c%a8%e4%ba%ba%e6%ac%8a%e5%a7%94%e5%93%a1

Organizaciones no gubernamentales, mayormente conocidas como ONG reciben denuncias diariamente. Un voluntario comenta que por la línea 899 las personas pueden denunciar acoso si sienten que sus derechos están siendo vulnerados.

Si es víctima de violación de su libertad de expresión, visite esta página para asesoría legal. Una noticia que fue muy mencionada a nivel internacional ocurrió en un país de la región.

Es el el caso del periodista Francisco Silva que tras una investigación de dos años logró desmantelar unos hechos de daño ambiental relacionados a personas con altos cargos en el gobierno y que perjudicaron miles de hectáreas verdes del Amazonas.

Esta denuncia, que realizo con todas las pruebas a la mano en su blog personal y que fue replicado por todos los medios de comunicación hizo que se lo llevaran detenido y que fuera acusado de “difamación a la patria”.

Afortunadamente el caso fue llevado a instancias internacionales y recibió apoyo de organismos como Greenpeace. Pudo salir en libertad y hoy se encuentra exiliado. Actualmente sigue investigando y denunciando casos de corrupción en sus redes sociales y lucha por el derecho a la información de todos los ciudadanos del mundo.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *